Las persianas proporcionan control de la temperatura interior, la ventilación, seguridad y atenuación del ruido.  Existen diversos tipos de persianas dependiendo del material que han sido fabricadas.

Hoy en día suelen ser muy comunes las de aluminio y pvc. Sin embargo el punto débil de las persianas es que producen pérdidas de energía y puentes térmicos. Para evitarlo suelen incorporar un cajón de enrollamiento que permite su hermeticidad y perfecto almacenamiento.

Contar con persianas motorizadas, es que pueden accionarse individualmente o en conjunto. Estas suelen ser las mas elegidas actualmente, por la comodidad y estética.

En el caso de las contraventanas, tienen una amplia aplicación desde las más correderas hasta plegables y levadizas.  Son muy fáciles de combinar con la venta o puerta balconera, además de ofrecer mayor integración estética en la fachada y con el interior de la vivienda.

Las hay de dos tipos las contraventas ciegas, las de celosía y las contraventanas correderas. La elección de una u otra dependerá de la estética del hogar así como de la finalidad que se pretende obtener. Pero lo cierto es que son el elemento perfecto para proteger la ventana del frío, calor, lluvia y viento.

En conclusión, si buscas comodidad y posibilidad de accionarla mediante un sistema automatizado las persianas son un buena opción. Pero cuando necesites una protección más eficaz, las contraventas son una elección mas apropiada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Industrias Monalma